Agni, esa llamita que vive en todos nosotros…

Agni o el «fuego digestivo», es el concepto principal en el Ayurveda en relación a la dieta y la nutrición pero también a la forma en la que procesamos las experiencias, los recuerdos y las impresiones sensoriales. Agni es responsable de la absorción de los nutrientes y elementos esenciales que el cuerpo necesita mientras quema los residuos. Para que me entendáis, Agni podría traducirse  como ‘las enzimas’ en la cultura occidental, es decir cuanto mejor Agni, mejores digestiones.


La digestión es fundamental, de ahí extraemos todos los nutrientes para la vida, según ayurveda se lleva a cabo con la ayuda del fuego digestivo o Agni (la cocina interna). Agni es la función inteligente de la digestión que es capaz de distinguir qué parte de la comida es nutritiva y cual es la porción  de residuos o no nutritiva y que por tanto hay que eliminar o sacar fuera del organismo.

En los Textos de Ayurveda se dice que Agni es la principal fuente de vida , es la llama creativa de la inteligencia presente en todas las formas de vida y es responsable de la digestión y toda transformación de los alimentos en energía.
De hecho, hay 13 tipos diferentes de Agni que rigen todas las actividades metabólicas del cuerpo.
Agni se debilita o se agrava cuando uno come alimentos que no esté conforme con su constitución,  comer en exceso, comer alimentos insípidos,  ingesta de  agua durante las comidas, comidas irregulares, falta de ejercicio, echar la siesta o comer alimentos en mal estado o de forma compulsiva o nerviosa.

La digestión se realiza en varios pasos –
1)  ingesta de alimentos (trituración y en-salivación en la boca), 
2) digestión de los alimentos  
3)  asimilación de nutrientes
4) eliminación productos de desecho a través de la orina, excrementos y sudor.



El segundo concepto principal de normas dietéticas en Ayurveda es la de no digerido, no asimilado, alimentos no evacuados, o AMA. El AMA es el resultado de un Agni bajo, pero también son contraproducentes el alto y el variable. 
Si AGNI está operando en cualquiera de estos tres niveles, el resultado es de AMA, que es toxicidad, el bajo se asocia más a kapha con digestiones lentas, el alto a pitta con su hambre voraz y el variable a vata con sus picoteos constantes.

 

Los bebés nacen con el potencial de Agni aunque aún no está funcionando .
Por lo tanto y en relación con los bebés todas las normas dietéticas en Ayurveda giran en torno  cómo poder activarlo, por ello la lactancia materna y el parto natural SON EL PRIMER PASO para que esta tarea se realice con éxito. El hecho de no iniciar la función correcta de  Agni se traducirá a la larga en una serie de problemas de salud y sensibilidad a los alimentos y eventuales  alergias alimentarias. Un ejemplo clásico de este tipo de problemas son los cólicos, la diarrea y erupciones de la piel tales como eczema y por supuesto problemas que se alargan a lo largo de su vida.

ESTADOS DE DIGESTIÓN Y CÓMO AFECTA LA CONSTITUCIÓN

Un metabolismo equilibrado (Sama) conduce a la salud, la inmunidad, la longevidad, la fuerza y a felicidad.

Una digestión irregular (vishama) conduce a la piel seca, dolor en  articulaciones, insomnio, ansiedad,  inseguridad,  miedo y trastornos neurológicos en la espalda.

Un metabolismo excesivamente rápido (tikshana) conduce a condiciones inflamatorias de la piel, dolor en el hígado, náuseas, vómitos, sentimientos de odio, envidia y la ira.

Una digestión lenta (manda) conduce al letargo, sueño excesivo, debilidad del cuerpo, debilidad mental, sentimientos de  codicia,  apego y  posesividad.


Cuando el fuego digestivo ( agni ) está en un estado de equilibrio , los tres doshas  Vata, Pitta y Kapha están en equilibrio. Los productos de desecho (malas) se producen y eliminan normalmente  y la mente , los sentidos y la conciencia  trabajan juntos en armonía .
Cuando se altera el equilibrio de cualquiera de estos sistemas es cuando aparecen patologías, alterando doshas y generando desequilibrios.

Otros factores que juegan un papel en la formación de ama (toxinas)  son la mala digestión de los alimentos, las combinaciones inadecuadas de alimentos , la contaminación, los pesticidas en los alimentos, el estrés emocional, físico, traumas y así sucesivamente. 


MANERAS DE AUMENTAR EL FUEGO DIGESTIVO

Intentar ingerir las comidas cada día a la misma hora .

Preparar y comer alimentos frescos. Siempre que sea posible, incluir  los seis sabores (dulce, ácido, astringente, amargo, salado, picante) en cada comida.

El desayuno después de un intervalo de ayuno fuerte y saludable, una comida en el momento en el que el sol esté más alto y la cena muy ligera y PRONTO!

El ejercicio físico ayuda a fortalecer Agni estimulando la actividad metabólica del cuerpo.

Evitar los alimentos procesados.

El Ghee, es bueno para aumentar Agni.

Hierbas: Aloe Vera, pimienta negra, canela, clavo, cardamomo, cayena,  semillas de hinojo, raíz de jengibre, comino, ajwain.

Ayunar una vez a la semana se debería hacer con regularidad para aliviar la carga sobre el tracto gastrointestinal, eliminar los desechos y reavivar el fuego digestivo.

 

CONSEJOS PARA UNA BUENA DIGESTIÓN

Comer sólo cuando se tiene hambre.

Comer despacio masticando bien, en ambientes limpios y relajados.

Prestar atención a los olores, sabores y texturas de los alimentos. Apreciar la comida que que estamos comiendo.

Comer alimentos frescos recién cocinados. Los alimentos preservados o guardados en nevera de varios días pierden su prana o fuerza vital y  después de ser ingeridos pueden dejar sentimientos de cansancio y lentitud.

Después de las comidas relajarse durante unos minutos de lo contrario se obstaculiza la capacidad de digestión, ideal tomar una infusión de plantas amargas.

El fuego digestivo es más fuerte cuando el sol está en el punto más alto del día siendo en este momento la comida más fuerte. por ello los kapha deben desayunar un poco mas tarde, comer temprano y cenar MUY pronto.

Evitar comidas recalentadas y snacks entre comidas.

 

¿QUÉ SUCEDE CUANDO MI AGNI ESTÁ AFECTADO?

Debido a los estados pobres de la digestión, ama o residuos tóxicos o sustancia no digeridas se crean en el cuerpo.  Estas toxinas se acumulan y se extienden por todo el cuerpo a lo largo de los años, depositando finalmente  en las zonas más profundas de los tejidos y órganos  creando disfunciones y enfermedades. Los síntomas de la Ama son: pérdida de apetito, indigestión, recubrimiento blanquecino o amarillento en la lengua, mal aliento, sensación de pesadez, pérdida de fuerza y letargo.

 



Cualquier alimento que se deja en un lugar húmedo,  cálido y oscuro se pudre, para esto no hay que ser médico ni un entendido… El tracto digestivo humano es un ambiente perfecto para que se pudra la comida no asimilada, ya que es cálido, húmedo y bastante oscuro, generando AMA y en ayurveda lo consideramos como uno de los principales factores causales de patologías. POR ESTA RAZÓN NUNCA DEJO HACER CENAS COPIOSAS Y MUCHO MENOS PASADAS LAS 20H, realmente el ritmo de vida de este país es lamentable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *