AYURVEDA

En los cambios de estación el cuerpo necesita alimentos más apropiados a las temperaturas para que el ajuste al ambiente exterior sea equilibrado. Ayurveda nos indicará todo lo necesario para re-equilibrar las alteraciones que posiblemente se presenten en nuestro organismo, simplemente lo hará como si de un juego de compensaciones se tratase a través de las cualidades opuestas en todo lo relacionado con la dieta, y señalando las actividades más adecuadas para la época, es como UNA SINTONÍA Y UN EQUILIBRIO de las estaciones y la alimentación. Cada estación con sus particularidades es una oportunidad para aprovechar todo lo que la madre naturaleza nos brinda, nutrir nuestro cuerpo con lo que cada uno necesita y mantener la salud y la eterna juventud.
Estos cambios, tienen un efecto directo en el equilibrio de los Doshas. Para preservarlo, hay que seguir las rutinas estacionales, la ritucharya, que indican actividades, actitudes, lo que se tiene que comer, beber… Es imprescindible seguir la ritucharya, es decir un orden y una serie de pautas básicas.
El cuerpo sabe sintonizar con los ciclos de la Naturaleza, es un saber natural. Según Ayurveda, el año se divide en seis temporadas (ritu): Varsha (tiempo de lluvias, monzón), Sharada (otoño), Hemanta (principios del invierno), Shishira (finales del invierno), Vasanta (primavera) y Grishma (verano).
En esta parte del mundo que habitamos, el Mediterráneo marca las características de su zona climática donde el predominio de los doshas en relación directa con los cambios estacionales y los doshas.

Los alimentos nos ayudan a mantener la temperatura interna normal, además de los nutrientes y energía que nos aportan. Por ejemplo en verano, Pitta por excelencia, la temperatura es caliente, nuestro cuerpo necesita enfriar, tomaremos alimentos con elemento agua y aire NO FUEGO y menor medida tierra. Ayudaremos a mantener el equilibrio con frutas, ensaladas variadas.
En otoño, los alimentos sátvicos, estación donde se altera en un principio Pitta y después Vata con todo su movimiento y ya se queda todo el invierno, donde el frío exterior hace que necesitemos comidas calientes, grasas, mucha legumbre, comidas que ayuden también a dosificar la sequedad de Vata, es decir elemento tierra, fuego y algo de agua.
La primavera, Kapha se eleva, es propensa a que las afecciones bronquiales, resfriados aparezcan, la miel, cereales, las verduras nos ayudan para combatir la mucosidad del cuerpo, muchos alimentos con poder detoxificante, eliminamos el elemento tierra y aumentamos los sabores amargos y astringentes.

Recomendaciones:
-Siempre que sea posible, consumir alimentos orgánicos y/o frescos.
-Cocinar lo justo para evitar las sobras y así no exponemos la comida a neveras ni microondas.
-Cocinar los alimentos con toda la intención de la comer sanamente, cocinar sin prisas, cocinar a fuego moderado CON BUENA ENERGÍA, ponte música y disfruta de ese momento. Mimar la cocción. Jugar con las especias, con los aromas, con los colores.
-Comer frutas frescas, de temporada, maduras. Comer muuuuchas verduras diariamente. Basar la dieta en ello, al menos un 60% de crudos, excepto los vata en invierno que deben evitar los crudos.
-Evitar alimentos enlatados, procesados, congelados. Cuidado con los valores nutritivos, leer la información que acompaña a cada producto. Compremos responsablemente Y QUITAR PLÁSTICOS DE VUESTRA DESPENSA! Evitar harina blanca refinada, margarina, conservantes artificiales, azúcar blanca…

“Tu alimentación cambia tu vida”

 

@christyrepetto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *