El bendito cheat meal de los domingos

El bendito cheat meal de los domingos, ya sabemos que la comida rápida es muy nociva para el cuerpo, pero necesitamos pecar de vez en cuando, nos ayudará a mantenernos motivados y acelerar nuestro metabolismo, la mezcla de grasas y carbohidratos nos aportará una inyección de energía y el lunes nos comeremos los hierros! En mi caso el mismo domingo estoy disfrutando de un entreno sin limitaciones (y sin nadie en el gimnasio, cosa que se agradece). Yo no he prohibido nunca los cheatmeals, el nº solo depende del objetivo y el estado físico de la persona en concreto, no obstante si que prohíbo la comida basura, me da igual que se coman una hamburguesa de 500gr con patatas o aros de cebolla, si es un producto de calidad pero una big mac? Un burguer King? Pollo del KFC? De verdad vais a desperdiciar vuestro día libre con semejante basura?
Un estudio de fastfoodmenuprice.com, explica que a los 10 minutos de haber ingerido esta clase de alimentos o azucares refinados, el cuerpo libera una serie de neuroquímicos como la dopamina, hormona del placer y una de las mas potentes y adictivas, tanto como la cocaína o la heroína, estas metiendo 600-900kcal en tres bocados y elevando el azúcar en sangre de forma radical.
-A los 30 minutos, ocurre lo mismo con los niveles de sodio, se elevan al grado que puede crear una deshidratación y con ello generar síntomas similares al hambre, tu cerebro cree que sigues teniendo hambre. Si a esto le sumamos que la hamburguesa es muy grasienta, y recordad que las grasas tardan mucho más tiempo en digerirse seguiremos comiendo porque no nos sentimos saciados. *Nota: una Big Mac tiene 1.5 gramos de grasas trans, y tardan unos 51 días en digerirse, eso de “me como mil guarradas y me voy a correr 2h” GYM/ÑAM, no funciona así! Por ello muchos engordáis más el mes después de regresar de vacaciones! El cuerpo no metaboliza todo tan rápido.
-40 minutos después de haber empezado a comer, el cuerpo está fuera de control, el azúcar en sangre es una montaña rusa y solo estas deseando comer mas, mientras tanto tu intestino va absorbiendo el jarabe de maíz, fructuosa y la insulina sigue pegando picos! La formula que activa mecanismos cerebrales que nos hacen dependientes: SAL, AZUCAR Y GRASA! Casi nada. Estas substancias y mil y una sustancias que mencionare mas abajo, son los “trucos” para que esta comida sea adictiva y sea muy difícil dejar de comer. Es por ello que no dejo mezclar postres con comidas saladas a muchas personas o según que bebidas durante el cheat meal, no es que seas débil, es que estas comidas están fabricadas para que te “enganches”, por sustancias que activan nuestros más profundos instintos y nos invitan a comer más y más:
– Nitrito de sodio: una sal que se utiliza como conservante de la carne y fijador de sus colores en adobados, ahumados, embutidos y fiambres. Su olor despierta el hambre y su sabor es sorprendentemente adictivo. Bacon frito, por ejemplo.
– Diacetil: un producto que se añade artificialmente a algunos alimentos con el objetivo de crear un sabor parecido al de la mantequilla. Seguro que os habéis dado cuenta en las palomitas de microondas o del cine…
– Cafeína: la sustancia estimulante más consumida en el mundo y que puede resultar adictiva. En refrescos y cafés.
– Acrilamida: un proceso químico complejo que tiene lugar cuando calentamos los alimentos a muy altas temperaturas. Snacks, pan tostado, galletas y bollería.
Así que ya sabéis, tened cuidado de lo coméis, porque somos lo que comemos y no se nos puede manipular a la hora de alimentarnos. Debemos llevar una dieta sana y equilibrada… una persona saludable y con actividad física, con una dieta equilibrada puede y debe darse un capricho de vez en cuando, no somos solo lo que comemos, sino que esto influye directamente en nuestro estado de ánimo, pero entre prepararte tu propio cheatmeal o ir a una buena brasería o pizzería o hamburguesería y comerte una basura de estas…hay años luz…aprender a escuchar lo que os pide el cuerpo y dárselo de una forma más sana o aprender a disfrutar de otras saltadas de dieta que son igual de suculentas y mucho más aprovechables a nivel fisiológico, no permitáis que se os manipule a la hora de alimentarnos. No solo estas comidas basura generan hormonas de felicidad, podéis crear vuestras propias recetas incluyendo alimentos como el chocolate, comidas picantes, frutos secos… Poseen unas vitaminas y nutrientes que ayudan a la fabricación de serotonina! El chocolate y el plátano. El chocolate contiene feniletilamina, una sustancia que posee cualidades antidepresivas y ayuda a combatir el estrés. Por su parte, el plátano contiene vitamina B6, que favorece la reducción de los nervios y que, junto al magnesio, ayuda a que la serotonina se libere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *