El coco tiene INNUMERABLES propiedades y yo lo utilizo muchísimo en mis dietas!

Pobre coco y aceite de coco que fue mal juzgado por ser una grasa saturada pero que sepáis que NADA tiene que ver con las grasas de la carne o el queso, el coco contiene triglicéridos de cadena media, estos se metabolizan de forma muy distinta a los de cadena larga, los de cadena media pasan del tubo digestivo directos al hígado donde generan energía inmediata O cuerpos cetónicos (efecto psicotónico muy favorecedor en dietas anti estrés o depresión) esta es la razón por la que yo lo receto mucho antes de entrenar, así como en dietas para personas con hipotiroidismo o con enfermedades autoinmunes. 

En los países tropicales el coco se utiliza debido a sus propiedades bactericidas, antioxidantes, antiparasitarias, hipoglucemiantes, hepatoprotectoras e inmunoestimulantes, contiene muchas vitaminas, minerales y oligoelementos, 

El coco es el fruto de los deportistas, el agua, la carne y el aceite! De hecho solo hay que ver la tribu tokeluanos, consumen un 60% de su dieta en grasa saturada especialmente procedente del coco y no existen las enfermedades cardiovasculares, siendo una de las más longevas junto a los kitawa que también son grandes consumidores de coco! 
Y porque? pues hay varias razones:

Es remineralizante: ayuda a regular la tonicidad de los músculos y mejorar las funciones del corazón, así como mejorar la osteoporosis y recuperación muscular. El aceite de coco es considerado uno de los mejores remedios naturales para la inflamación de las articulaciones. ácidos grasos de cadena media presentan grandes propiedades curativas. El aceite de coco es capaz de reducir eficazmente la inflamación; ayuda a calmar los tejidos inflamados y las articulaciones. Además de ser un energético maravilloso. 

Es antioxidante: protege nuestro ADN del ataque de los radicales libres. algunos de los minerales con los que está compuesto el coco (selenio y zinc) ofrecen sus funciones antioxidantes. Es por ello también que se utiliza mucho en tratamientos de belleza, cremas y demás! Yo me lo pongo en el pelo en el cuerpo… es una maravilla! 

Es regulador de la presión sanguínea: esto se debe a que sus grasas saturadas aportan una reserva de energía de calidad para el cuerpo. Éstas se encuentran en la pulpa y en la leche de coco.

El agua de coco hace bien al corazón, su agua tiene pocas kcal y un alto porcentaje de agua y minerales que evitan la deshidratación es ideal para evitar la retención de líquidos, cuanta menos retención gracias a su alto contenido en potasio hace que haya menos sodio en plasma= menos hipertensión! ayuda a reducir la presión arterial, disminuye el colesterol. Asimismo tiene propiedades antidiabéticas e hipoglucemiantes.

Aceite de coco: Es la fuente más alta de ácidos grasos que tenemos a disposición después de la leche materna. Sirve para aumentar el sistema inmune y ayudar a nuestro organismo a luchar contra enfermedades, bacterias, infecciones y virus COMO POR EJEMPLO LA CANDIDA ALBICANS hongo que es MUY común entre la sociedad occidental, gracias al ÁCIDO LÁURICO! En infección vaginal es muy adecuado incluso a modo de lubricante.

Protege las células del corazón y mejoran los síntomas de la menopausia y el síndrome premenstrual.
Además de ser muy bueno para la salud cardiovascular, el agua de coco es casi igual que la leche materna, si se la compara con su poder desintoxicante, que a la vez limpia el hígado y riñón de tóxicos teniendo un efecto diurético. Sirve para aliviar vómitos, gases y problemas urinarios. 

Beneficios del coco en las embarazadas
A las mujeres que están en período de gestación se les aconseja consumir coco, tanto su pulpa, como su leche o su agua. Es muy bueno para una futura mamá y su bebé. El hecho es que contiene una gran cantidad de nutrientes y propiedades que ayudan a llevar mucho mejor el embarazo, proporcionando energías y vitaminas. Siendo una bebida isotónica natural, sirve para reponer líquidos y a la vez evitar la hinchazón en los tobillos! Fortalece el sistema inmunológico, a la vez reforzando las defensas del feto. Previene y trata la acidez estomacal y los vómitos, tan comunes en los primeros meses de gestación. Ayuda en casos de estreñimiento (otro problema habitual durante el embarazo).

Valor nutricional del coco fresco
De cada 100 gramos de coco fresco 47 son agua, 36 son grasas saturadas, 4 son hidratos de carbono y 3 son proteína vegetal. También nos aporta 10 gramos de fibra dietética.
Del contenido en minerales del coco, destacamos que es rico en potasio, fósforo, magnesio, sodio, calcio, hierro, zinc, selenio y yodo.
En cuanto a vitaminas, el coco fresco tiene vitamina C, B3 o niacina, E o tocoferol, B6 o piridoxina, B1 o tiamina, B2 o riboflavina y B9 o folato.
El coco fresco nos aporta 350 kcalorías por cada 100 gramos, mientras que el coco rallado tiene 600 kcalorías por cada 100 gramos y el aceite de coco sube hasta las 900 kcalorías por cada 100 gramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *